La moda como identidad cultural: Rockers vs. Mods

La moda nos viste y nos define. A través de ella expresamos nuestra identidad, personalidad y experiencias. Influye en nuestra cultura y es un elemento de diferenciación. En la sociedad siempre han predominado diferentes estilos, éstos han convivido juntos y se han alzado como una identidad grupal cuyo identificado es la moda.

Y si hablamos de moda como identidad cultural no podemos dejar de mencionar a los siempre eternos rockers y mods. Dos subculturas juveniles que han dado mucho que hablar por sus constantes enfrentamientos. Eran los años 60 y en Reino Unido se libraba una batalla en la que rockers y mods eran los protagonistas indiscutibles.

Los disturbios en diferentes pueblos turísticos de Inglaterra entre rockers y mods han pasado a la historia, siendo el de Brighton unos de los más violentos. Las pandillas de mods y rockers luchando en la playa es la imagen de unos episodios más controvertidos de estas subculturas.

Rockers: Modern vs. Old 

Moderno contra antiguo. Un enfrentamiento que llega también al mundo de la moda. Por un lado tenemos a los Rockers, vestían con chaquetas de cuero negro y llevaban motocicletas de gran cilindrada. En su estética básica se incluían los tupés con grasienta brillantina, largas patillas, pantalones arremangados y las botas de motero o playeras de color blanco. Un estilo que nos recuerda al Marlon Brando de The Wild One. Herederos de los Teddy Boys y los Ton-Up Kids, fans del rock’n’roll de la década anterior.

Mods: Young Wild

Los Mods eran conocidos por sus scooters, especialmente Vespa o Lambretta, llenas de espejos retrovisores. Esta subcultura se centró en la moda y la música. Usaban trajes, jerseys de cuello redondo, gabardinas blancas, bufandas universitarias, chapas del CDN, parkas US Navy y polos, principalmente Fred Perry. Atuendos más distinguidos, estilo Ivy League, y preferían los géneros musicales de la época como el soul, rhythm and blues, ska o bandas con raíces británicas como The Who, The Yardbirds y Small Faces.

A way of life

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *